El síndrome McNamara

Entre 1961 y 1968, en plena Guerra del Vietnam, Robert McNamara fue Secretario de Defensa de Estados Unidos, en los gobiernos de John F. Kennedy y Lyndon B. Johnson. Después de haber dirigido la maquinaria de guerra norteamericana en Vietnam, sorprendió a propios y a extraños pidiendo perdón por la intervención de Estados Unidos en el conflicto del país asiático. La reflexión, de McNamara según explica Albert J. Jovell en “Liderazgo afectivo se resumía del siguiente modo:

“Cada vez que hablábamos del tema del Vietnam con el presidente Kennedy, era muy tarde para llevarle la contraria y ya no quedaba tiempo para reflexionar sobre las diferentes alternativas de la acción. Siempre sucedía al final de una dura y larga jornada de trabajo. El día a día de los asuntos de Estado no nos permitía tener suficiente tiempo para reflexionar sobre las posibles decisiones que se debían tomar. Además, a esas horas del día, nadie se atrevía a llevar la contraria al presidente”.

Es decir, estaban tan ocupados conduciendo (día a día de los asuntos de Estado) que se olvidaban de echar gasolina (reflexionar sobre las alternativas), lo urgente devoraba a lo importante. El llamado síndrome McNamara tiene dos vertientes:

  • por un lado se refiere a la dificultad de conciliar la resolución de los problemas que genera el día a día, la vorágine del ahora, con las decisiones de alcance a medio y largo plazo.
  • además, comprende el “síndrome de intimidación del líder”; los seguidores no son capaces de llevarle la contraria, ya que están atrapados por su poder y personalidad carismática, es la llamada “soledad del líder”.

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>